1.      TIEMPO

Cuando decidas vender tu casa sin ayuda de una agencia prepárate para sacrificar muchísimo tiempo, normalmente parte de tu preciado tiempo libre. Tendrás que preparar la casa, tomarte tiempo en hacer unas buenas fotos, redactar una descripción de la casa que sea real y a la vez atractiva. Además, no olvides que tendrás que enseñar tú mismo la casa, muchos propietarios piden ayuda a vecinos o porteros, pero eso nunca tiene el mismo impacto en el comprador que si lo enseñas tú mismo o un profesional. Ten en cuenta que irá mucha gente a ver la casa que en realidad no tiene ningún interés en comprarla y solo quiere ver cómo está el barrio.

2.      COSTES

El principal motivo por el que muchos particulares no contratan a una agencia es el coste que supone la comisión. Sin embargo, verás que acabarás gastando mucho dinero en poner anuncios en webs sin tener muy bien calculado si está bien gastado o no. La agencia soportará estos gastos y además sabrá donde gastar para que tu propiedad esté bien representada.

3.      AHORRO EN LA COMISIÓN

No vamos a negar que la agencia cobra una comisión por el servicio que presta. Pero llevamos años viendo como las agencias consiguen en muchos casos mejorar el precio de venta que el propietario tenía pensado muy por encima de la comisión.

Además, no olvides que tu marcas el precio de venta y la agencia pelea para conseguir que su 2% a 5% esté por encima de lo que tu has marcado de forma que a ti siempre te llegue lo que decidas.

4.      NO ADELANTAS DINERO

Para ti nunca habrá un coste inicial, solo pagarás la comisión a la Agencia que consiga la venta al precio que tu marques. Recuerda que todo lo que la Agencia decida gastar en publicar tu piso es coste suyo aunque nunca consigan la venta.

5.      PERCEPCIÓN DE LOS COMPRADORES

Ocurre que en muchos casos los compradores que quieren conseguir una vivienda rápido acuden a agencias por que saben que si una casa está ya en una agencia es que el vendedor tiene tomada la decisión de venderla. Hay compradores que no quieren andar viendo casas que quizás finalmente nunca les vendan.

6.      SEGURIDAD

Vender una casa con la ayuda de una Agencia aporta seguridad en cada paso. Te ahorrarás errores que se cometen por inexperiencia y que en muchos casos acaban costando dinero al vendedor.

7.      PRECIO INCORRECTO

No hay nada peor para la buena venta de un piso que ponerle un precio que no le corresponde. Es sin duda la tarea más difícil y más preocupante, ¿cuándo cuesta mi casa?. Si pones un precio muy bajo, venderás rápido, pero estarás perdiendo mucho dinero. Si pones un precio muy alto tu propiedad se quemará en las webs y cada vez te costará más venderlo aunque bajes el precio, ya el comprador sabe que llevas tiempo esperando y bajando, eso no le dará seguridad y empezará el temible regateo.