Los cambios legales en el mercado de los alquileres siempre son un rompecabezas para nosotros los particulares.

Los motivos que tiene cualquier particular para poner en alquiler un inmueble propio son muy variados. Puede ser una decisión de inversión, una manera de subvencionar el alquiler de una nueva vivienda, un cambio de residencia. Pero sea cual sea el motivo la regulación es la misma para todos y es siempre un quebradero de cabeza si no eres un especialista en el sector.

Hace 4 meses, concrétamente el 5 de marzo de 2019, se publicaron en el BOE una serie de medidas urgentes que pretender dinamizar el mercado del alquiler. Estas medidas pretenden mejorar las que se publicaron en 2013 y que el actual gobierno considera que dejaban en un lugar de debilidad al inquilino.

Aquí pretendemos daros una pequeña explicación de por qué el Gobierno ha decidido implantar estas medidas y haceros un pequeño resumen de las mismas. De esta manera si estáis pensando en vender una casa para alquilar otra, o invertir para alquilar podréis tener más claras las reglas del juego.

Motivaciones básicas para el cambio en la regulación
  • Elevado precio del alquiler; Datos publicados por Eurostat en 2017 ponen de manifiesto que un 42% de los hogares españoles destinan más de un 40% de sus ingresos a pagar el alquiler de su vivienda habitual. Esto supone que España está un 17% por encima de la media de Europa.
  • Previsión sobre la evolución de los precios de los alquileres; En los últmos 3 años, los precios de los alquileres de viviendas habituales han subido un 15% de media en España.
  • Alquiler vacacional; después de varios estudios el Gobierno ha concluido que parte de la subida es debida al nuevo modelo de alquiler vacacional que incide especialmente en ciudades como Madrid, Barcelona, Las Palmas, Baleares, Málaga y Santa Cruz de Tenerife.
  • Alquiler Social; solo el 2.5% de los hogares disfrutan de alquiler social ofrecido por el Gobierno. Esto se compara con el 15% de media de paises como Francia, UK, Suecia, Austria o Dinamarca. Para esto se pretende eliminar algunas barreras legislativas que frenaban el crecimiento de este tipo de alquileres.
Medidas
  • Plazos; El plazo mínimo efectivo es de 5 años, ya que en caso de hacer un contrato inferior la prórroga obligatoria será de hasta 5 años desde la fecha de inicio.
  • Prorroga tácita; una vez terminada la prórroga obligatoria, y en caso de que ninguna de las partes manifieste en el plazo establecido su voluntad de terminar el contrato, el mismo se ampliará por 3 años.
  • Fianza y garantías; la fianza se establece en un mes y la máxima garantía será como máximo de dos mensualidades.
  • Precio; durante los primeros 5 años de contrato no cabe la posibilidad de subir el precio del alquiler.
  • Plazo de comunicación de no renovación; en caso de que transcurridos los primeros 5 años de contrato alguna de las partes no quisiera prorrogar los plazos de preaviso son 4 meses en caso del arrendador y 2 meses en caso del arrendatario.

Esperamos que esta información os haya sido útil.