El gobierno anuncia una nueva medida para el control de alquileres que hace estallar a la industria inmobiliaria.

Desde 2015, el precio de alquiler de la vivienda en España se ha incrementado poco a poco hasta llegar a precios máximos a cierre del año 2019. En este año el precio llegó a los 10,18 euros por metro cuadrado al mes, según ha mostrado Fotocasa en su informe “La vivienda en alquiler en España en el año 2019”. Esta cifra supone un encarecimiento del alquiler de un 5,1% respecto del año 2018 y un récord máximo. El anterior se registró en el año 2007, con un precio de 20,12 euros por metro cuadrado.

Aunque con los datos obtenidos hasta le fecha se prevé que los precios del alquiler suban durante el año 2020, se producirá a ritmos mas bajos que en años anteriores y no en todas las ciudades de la misma forma. Es en las grandes ciudades donde se observa el gran problema del alquiler, precios desorbitados por viviendas que no lo valen.

Este es el motivo por el cual el Gobierno ha decidido entrar en juego y actuar. La coalición PSOE-Podemos acuerdan la limitación del alquiler, así como una serie de medidas para moderar el precio y promover la vivienda pública. Esta medida no ha gustado a sector ni a muchos profesionales del mismo, pues están de acuerdo que estas medidas serán contraproducentes. En vez de conseguir la bajada del precio de alquiler, así como su moderación y estabilización lo que se conseguirá es todo lo contrario.

Aunque se haya anunciado que es una medida temporal, que durara hasta que el sector recupere la normalización de precios este control sin duda alguna afectara al sector según aseguran los expertos.

El sector inmobiliario español está de acuerdo que esto traerá consecuencias negativas:

·         Esta regulación perjudicaría aún más a los inquilinos y desincentivaría el mercado. Lo que lleva a un menor número de pisos en alquiler y un mayor número de pisos en propiedad. Implicando una subida de precios. Efecto totalmente contrario a que se quiere conseguir con esta propuesta

·         Puede dar lugar a una posible aparición del mercado negro para evitar la regulación de precios.

·         Este control sobre los alquileres exigirá a las administraciones el cambio de algunas leyes

Según varios expertos aconsejan al gobierno que tenga en cuenta las consecuencias que se pueden producir antes de poner en marcha esta medida. Señalan que debe ser el propio mercado quien debe regular la oferta y la demanda y no intervenir. O también proponen la búsqueda de posibles alternativas que no afecten de esta manera tan negativa a la industria. Como por ejemplo incentivar la inversión de vivienda desgravaciones fiscales o la reducción de impuestos según señala los economistas de FEDEA (Estudios de Economía Aplicada).

Si necestitas ayuda con el sector imobiliario en LaMejorAgencia estamos aquí para ayudarte.

Pruébalo Gratis

Nuestros operadores están aquí para ayudarte a encontrar las mejores agencias inmobiliarias en tu zona.

Saber más